Energía solar fotovoltaica

Image title

España, por su privilegiada situación y climatología, se ve particularmente favorecida respecto al resto de los paises de Europa, ya que sobre cada metro cuadrado de suelo inciden al año unos 1500 Kw/h de energía, cifra similar a la de muchas regiones de America Central y Sur.

La energía solar ademas de ser renovable y no contaminar al Medio Ambiente, su utilización contribuye a reducir el efecto invernadero producido por las emisiones de Co2 a la atmósfera, así como al cambio climático provocado por el efecto invernadero.

La energía solar fotovoltaica es el efecto fotoeléctrico que consiste en la conversión de la luz en electricidad. Este proceso se consigue con algunos materiales que tienen la propiedad de absorber fotones y emitir electrones. Cuando estos electrones libres son capturados, el resultado es una corriente eléctrica que puede ser utilizada como electricidad.

No seria racional no intentar aprovechar, por todos los medios técnicamente posibles, esta fuente energética gratuita, limpia e inagotable, que puede liberarnos definitivamente de la dependencia del petroleo o de otras alternativas poco seguras, contaminantes o, simplemente, agotables. 

Es de vital importancia proseguir con el desarrollo de la incipiente tecnología de captación, acumulación y distribución de la energía solar fotovoltaica, para conseguir las condiciones que la hagan definitivamente competitiva, a escala planetaria.

¿Que se puede hacer con la energía solar fotovoltaica?

Básicamente, recogiendo de forma adecuada la radiación solar, podemos obtener electricidad. 

La electricidad se consigue a través de los llamados módulos fotovoltaicos.

Las células fotovoltaicas están hechas con silicio, material semiconductor muy utilizado también en electrónica. Para las células fotovoltaicas, una rejilla semiconductora recibe un tratamiento químico especial para formar un campo eléctrico, positivo a un lado y negativo en el otro. Cuando la luz solar incide en la célula, los electrones son desplazados del material semiconductor.

La conjunción de varias células conectadas eléctricamente entre si y montadas en una estructura de apoyo o marco, se llama módulo fotovoltaico.

Varios módulos pueden ser conectados unos con otros para formar un campo solar. Los módulos producen electricidad en corriente continua, pudiendo ser conectados en serie o paralelo para conseguir el voltaje deseado.

La electricidad producida por los módulos se utiliza en diferentes formas según sea su aplicación Los principales usos son la electrificación en lugares aislados de la red eléctrica (viviendas, empresas, sistemas de control remoto, telecomunicaciones, rótulos luminosos, farolas embarcaciones, alarmas,...) El bombeo solar directo, el autoconsumo y la conexión a red.